Arañas

CLASE / ORDEN: Arácnida/Araneae
FAMILIA: Varias
METAMORFOSIS: Simple

Hay más de 35.000 especies de arañas alrededor del mundo, de las cuales alrededor de 3.000 se localizan en Norte América. Varias especies de arañas son plagas domésticas. Pueden encontrarse dondequiera que tengan disponible alimento. Todas las arañas son depredadoras, alimentándose principalmente de insectos y otros artrópodos pequeños.

En los Estados Unidos sólo dos grupos de arañas son considerados peligrosos para el hombre, las arañas viuda negra y marrón reclusa. Ambos grupos están constituidos de varias especies.

Reconocimiento:

Artrópodos no-insectos con 2 regiones corporales, cefalotórax (cabeza y tórax) y abdomen conectados por una pequeña cintura (pedicelo). Ausencia de antenas. Generalmente 8 ojos simples, ocasionalmente 6. Debajo de los ojos hay 2 queliceros o mandíbulas que terminan en un colmillo hueco internamente conectado a un conducto de veneno. Un pedipalpo (palpo) a cada lado, entre los queliceros y el primer par de patas. Cuatro pares de patas delgadas. Abdomen no segmentado con un grupo de espineretos parecidos a dedos (productores de seda) en la parte terminal posterior.

Por lo general los machos son más pequeños que las hembras y con el segmento terminal del pedipalpo generalmente hinchado; también pueden diferir en la coloración. Los estados inmaduros son huevos y arañuelas, las últimas muy parecidas a los adultos excepto por el tamaño y, en ocasiones, por la coloración.
Identificación:

Debido a que el grupo de las arañas viuda negra y marrón
reclusa son de primera importancia en los ambientes humanos, es esencial su identificación. Para ambos grupos se incluyen varias especies que únicamente pueden ser diferenciadas por los expertos. Sin embargo, para propósitos de los Operadores de Control de Plagas (OCP), es suficiente el reconocimiento al nivel de grupo.
Para un reconocimiento general de la mayoría de las arañas comunes, se puede intentar comparar el espécimen que se tiene a la mano con las fotos presentadas en “Spiders and their kin” (“Las arañas y sus parientes”), de Leviet, contenido en la serie Golden Nature Guide (Guía Dorada de la Naturaleza).

Biología:

Generalmente las arañas hembra no se comen a su pareja después de la cópula. Una semana o un poco más después de aparearse, la hembra deposita desde 20 hasta varios cientos de huevos en un saco de seda. Dependiendo de la especie puede hacer uno o varios sacos. Las especies que cuidan de sus sacos o de sus crías generalmente producen menos huevos. Puede ser que las arañuelas eclosionen y/o emerjan del saco unas semanas después o la primavera siguiente.

Los instares tempranos y a veces los machos de varias especies trepan a puntos altos y con corrientes de aire adecuadas, arrojan hilos de seda al aire y flotan en la brisa como cometas. A esto se le llama globear y representa la forma general de dispersión de las especies.

Las arañuelas pasan por 4 a 12 mudas antes de madurar. La mayoría de las especies vive una ó dos temporadas, pero unas cuantas viven 5 a 20 años.

Las arañas son depredadoras que paralizan o matan a su presa con veneno. Típicamente se alimentan inyectando un fluido predigestivo en el cuerpo de sus presas y después absorbiendo el alimento digerido en forma líquida. Las arañas pueden sobrevivir sin alimentarse desde unas cuantas semanas hasta varios meses.

La mayor parte de las arañas son de hábitos nocturnales o activas durante la noche y se escapan escondiéndose si son molestadas, a menos que estén cuidando sus sacos o crías. Durante el día, generalmente permanecen ocultas e inactivas en grietas, hendijas, sus redes, etc. Generalmente las arañas sólo pican como resultado de una gran provocación como el ser apretadas o manipuladas. Los piquetes por lo general se presentan cuando los machos andan en búsqueda de las hembras, o cuando las personas asean áreas desatendidas como sótanos, áticos o cocheras, o bien, cuando se visten con prendas de ropa raras veces usadas. La mayoría de las arañas no pueden penetrar la piel humana con sus colmillos y el piquete de las que sí lo pueden hacer, por lo general resulta en no más que una ligera inflamación o hinchazón. Las excepciones principales son las arañas viuda negra y marrón reclusa. Las arañas viuda negra tienen una neurotoxina, mientras las arañas marrones reclusas tienen una citotoxina que puede producir una lesión o herida ulcerosa. Existe una antitoxina para el veneno de la araña viuda negra. Siempre que se sospeche el piquete de una araña debe consultarse con el médico. Es particularmente importante capturar y llevar la araña sospechosa del piquete con el propósito de identificarla.

CONTROL: El control de arañas es un proceso de 6 pasos.
1. Inspección. Es esencial hacer una inspección detallada del edificio, de preferencia durante la noche, ya que la mayoría de las arañas son de hábitos nocturnos.

2. Identificación. La identificación correcta es muy importante tanto para fines del manejo de plagas como por razones médicas.

3. Prevención. Este paso consiste en asegurarse que el edificio esté en buenas condiciones físicas, debidamente sellado y con mallas que reduzcan las posibilidades de entrada. También puede ayudar a reducir el atractivo del
edificio, cambiar la iluminación a lugares apartados de los muros, usar lámparas de vapor de sodio en lugar de las de vapor de mercurio, o en el caso de residencias, cambiar los focos cercanos a las entradas por focos amarillos.

4. Higiene. Estas prácticas consisten en mantener las instalaciones libres de desperdicios como cajas, papeles, ropa, pilas de leña, etc.; es recomendable utilizar guantes y ropas protectoras cuando se está haciendo limpieza de este
tipo de acumulaciones de desperdicios. Debe hacerse una limpieza detallada de toda la casa al menos dos veces por año. En el exterior, remover desechos, leña y pilas de madera, troncos decorativos del jardín, piedras, etc. Mantener
el pasto cortado a 7,5 mm o menos y bien podada la vegetación que está en contacto con la estructura.

5. Medidas mecánicas. La clave para el control consiste en remover a tiempo, mecánicamente, las arañas, redes, y especialmente los sacos de huevos con una aspiradora, tanto en el interior como en el exterior; sellar y deshacerse de
la bolsa de la aspiradora inmediatamente. Si se utiliza una escoba para la remoción y hay alguna araña presente en la red, se sugiere que se utilice un agente expulsor debidamente etiquetado para este fin, para una muerte rápida y de contacto, antes de remover la red.

6. Aplicación de plaguicida. Si se desea, el control químico consiste en la aplicación de algún plaguicida en polvo, polvo mojable, microencapsulado o laca, debidamente etiquetado para este fin, en los sitios típicos de refugio de las arañas. Los tratamientos perimetrales son útiles. Si el problema son arañas constructoras de redes, es muy efectiva una ligera espolvoreación de un plaguicida no repelente, ya que las arañas reciclan su seda. Las aplicaciones de ULV deben repetirse, si se requiere, aproximadamente en treinta días, para matar las arañuelas que hayan emergido de los sacos de huevos que no se hayan removido. Es deseable el control de los insectos que sirven de alimento a las arañas, aunque esto sólo ayuda a largo plazo, debido a que las arañas pueden pasar varias semanas o meses sin alimento.