Cucarachas

CLASE / ORDEN: Insecta/Blattodea
FAMILIA: Blaberidae, Blattellidae y Blattidae
METAMORFOSIS: Simple

La cucaracha ha cambiado muy poco durante los 400 millones de años que tiene de existencia. La mayoría de las especies son de origen tropical o subtropical.

Aunque no son insectos sociales, son gregarios o comúnmente se agrupan. Se alimentan prácticamente de cualquier cosa que tenga valor nutritivo.
La cucaracha está entre las plagas más importantes de las casas y los establecimientos comerciales. No únicamente su mera presencia es considerada molesta, sino que se sabe que son capaces de transmitir varios organismos patógenos de enfermedades comunes, así como de provocar reacciones alérgicas en muchas personas. Los organismos patógenos más comunes incluyen bacterias de los géneros Salmonella (envenenamiento de alimentos), Staphylococcus, Streptococcus, Coliform, Bacillus y Clostridium, la bacteria Escherichia coli (diarrea) y Shigella dysenteriae (disentería), la toxoplasmosis causada por protozoarios parásitos y el antígeno de la hepatitis B. Otras enfermedades de menor importancia en la actualidad en los Estados Unidos incluyen el cólera, la peste y la polio.

De las aproximadamente 4.000 especies de cucarachas que habitan en el mundo, alrededor de 70 se localizan en los Estados Unidos. Sólo unas cuantas de estas especies de cucarachas habitan las viviendas humanas. Las más comunes son la americana, australiana, marrón, la de bandas marrones, la alemana, la oriental, la Pennsylvanica de los bosques y la cucaracha marrón ahumada. Por mucho, la más común es la cucaracha alemana.

Reconocimiento:

Perfil ovalado, cuerpo generalmente aplanado, cabeza parcial o totalmente oculta debajo de un escudo pronotal (pronoto expandido). Alas frontales con apariencia de piel con venas, aunque las venas pueden ser reducidas. Antenas largas y filiformes. Cerco abdominal usualmente largo, sin apariencia de fórceps. Tarsos de 5 segmentos. Aparato bucal masticador.
Identificación:

Es muy aconsejable conocer la especie de cucaracha con la que se está tratando ya que la cucaracha varía mucho en sus preferencias
alimenticias y hábitos de vida. Por ejemplo, la cucaracha americana prefiere vivir en áreas de almacenamiento de alimentos, sótanos, túneles de vapor y drenajes, prefiere alimentos fermentados e invaden un local al ser acarreadas a través del drenaje u ocasionalmente por migración.
En contraste, la cucaracha australiana, que es muy similar en su apariencia, prefiere las plantas pero puede ocupar hábitats similares a los de la americana, excepto los drenajes, prefiere plántulas nuevas o materiales ricos en almidón; generalmente entra a un local en las plantas en macetas. Por lo tanto, si no se inspeccionan los resumideros y registros sanitarios (drenajes) del exterior en busca de la presencia de cucaracha americana o las plantas en maceta del interior en busca de cucaracha australiana, las posibilidades de controlar o eliminar el problema de cucarachas del cliente se reduce grandemente.

Biología:

La cucaracha tiene metamorfosis simple: huevo, ninfa y adulto. Las ninfas y los adultos por lo general son muy similares en apariencia, excepto por el tamaño y el agregado típico de alas en los adultos de la mayoría de las especies; todas las cucarachas recién emergidas son blancas, pero toman de nuevo su coloración típica unas cuantas horas después conforme su cutícula se endurece.

Son insectos gregarios, así que en todas las etapas e instares se localizan juntas en sus sitios de refugio preferidos, excepto que suelen presentar segregación por tamaño dependiendo del grosor de las grietas y rendijas. Las especies domésticas son nocturnas o activas durante la noche, pero se pueden encontrar durante el día si la infestación es muy grande y los refugios aceptables se encuentran llenos y rebozando su capacidad con cucarachas.

Las hembras producen ootecas o cápsulas de huevecillos que contienen en su interior a los huevos. Cada ooteca contiene huevos acomodados en 2 hileras paralelas opuesta una de la otra y puede tener desde 4 hasta 60, dependiendo de la especie. La ooteca por lo general es depositada o adherida a alguna superficie en un sitio protegido cercano a la fuente de alimentación un par de días después de su formación. Sin embargo, la cucaracha alemana carga su ooteca hasta 24 a
48 horas antes de que los huevos eclosionen y emerjan las ninfas. Los miembros de la familia Blaberidae tienen la ooteca ligeramente saliente durante su formación, luego la retraen a un saco de crianza, la incuban y cuando los huevos están listos para eclosionar, de nuevo la exponen y la expulsan. Las ninfas se van liberando a sí mismas conforme la ooteca es forzada del saco de crianza y caen a la superficie dando la apariencia de haber nacido vivas. Algunas especies retienen la ooteca, la incuban y dan a luz ninfas vivas.

La Partenogénesis o producción de huevos sin fertilización ocurre en la cucaracha americana, marrón, de banda marrón, de los Bosques de Florida, alemana, oriental y de Surinam. Las cápsulas de huevos producidas de esta forma por lo general fallan en eclosionar o producen sólo unas cuantas ninfas. El tiempo de desarrollo (de huevo a adulto) está fuertemente influenciado por la temperatura y la humedad. Puede ser tan corto como 53 días para la cucaracha alemana y tan largo como alrededor de 2 años para la cucaracha oriental.

Tanto el tiempo de desarrollo como sus áreas preferidas de refugio reflejan el origen tropical o subtropical de la cucaracha. En general, las áreas de refugio preferidas son aquellas en las que las altas temperaturas y la humedad relativamente alta acortan el tiempo de desarrollo.

La cucaracha pasa alrededor del 75% del tiempo en grietas de refugio en las que apenas cabe. Los refugios de mayor preferencia son aquellos del tamaño justo, localizados cerca de las fuentes de alimento y agua pero cálidos y con una humedad relativamente alta.

CONTROL: El control de cucaracha es un proceso de 5 pasos.
1. Prevención. Consiste en inspeccionar todos los artículos que entran al local en busca de cucarachas y ootecas y asegurar que el edificio esté en buena condición física para reducir las entradas.

2. Buena Higiene. Aquellas prácticas que reducen la cantidad de refugio, alimento y agua disponible.

3. Inspección.
La clave para un control exitoso es una cuidadosa inspección utilizando algún agente expulsor y una lámpara de mano, ya que ésta determina qué especies están involucradas y donde están localizadas las infestaciones /poblaciones y, por lo tanto, dónde se requiere el tratamiento.

4. Aplicación inicial de insecticida. Este paso utiliza cebos residuales, reguladores de crecimiento de los insectos (RCI´s), líquidos, aerosoles, lacas y/o insecticidas microencapsulados, generalmente colocados dentro de las grietas y hendijas, aunque ocasionalmente sobre superficies o en huecos, así como la aplicación de polvos en los huecos donde se permita esta acción. Siempre hay que asegurarse de leer cuidadosamente y seguir las instrucciones en la etiqueta del plaguicida con relación a las áreas de alimento en cocinas comerciales, porque algunos plaguicidas sólo pueden aplicarse cuando la cocina no está en operación, mientras otros definitivamente no pueden ser utilizados en las áreas de alimentos de las cocinas comerciales.

5. Servicio de seguimiento o mantenimiento. Este servicio consiste principalmente en inspeccionar con lámpara de mano, un agente expulsor y/o el uso de trampas de monitoreo para detectar cucarachas que no se hayan tratado o las que se acaban de introducir y tratar cualquier infestación activa que se encuentre.