Hematófagos

CLASE / ORDEN: Arachnida /Acarina
CLASE / ÓRDENES:Insecta/ Anoplura, Diptera, Heteroptera, Siphonaptera
FAMILIA: Varias
METAMORFOSIS: Varias

Los artrópodos que se alimentan de sangre (Hematófagos) son motivo de gran preocupación pública, no sólo por sus mordeduras molestas y frecuentemente dolorosas, sino principalmente, porque muchos de ellos son vectores de patógenos que producen enfermedades que afectan a los seres humanos y los animales domésticos.
Por ejemplo, la garrapata es vector de la fiebre manchada de las Montañas Rocallosas, encefalitis, tularemia, enfermedad de Lyme, etc.; los mosquitos son vectores de malaria, encefalitis, fiebre amarilla, etc.; la chinche asesina es vector de la enfermedad de Chagas; y la pulga es vector de la peste bubónica, indirectamente transmiten tifus murino y directamente
transmiten gusanos planos, parásitos, etc.

Reconocimiento:

Sólo a los adultos.
ACARINA (ácaros y garrapatas) Estos son artrópodos pero no insectos. Tienen 2 regiones corporales, cefalotórax (cabeza y tórax) y abdomen. No tienen antena. Por lo general tienen 4 pares de patas, en ocasiones menos. El abdomen no está segmentado y está ampliamente unido al cefalotórax. El aparato bucal consiste en hipostoma medio y un par de queliceros, y un palpo segmentado a cada lado. Tienen metamorfosis simple. Los ácaros se diferencian de las garrapatas porque son más pequeños. Generalmente miden menos de 3mm, pero con frecuencia son mucho más pequeños (la garrapata por lo general mide más de 3mm). Usualmente son de cuerpo blando, pero algunas especies tienen cuerpo duro (la garrapata es dura y con apariencia de cuero). Presentan vida libre como carroñeros o en los alimentos, aunque algunos son parásitos (todas las especies de garrapata son parásitos). Morfológicamente, los ácaros no tienen el órgano de Haller (sensorial) que se localiza en el primer par de patas sobre cada tarso y el hipostoma de los ácaros (una de las piezas de su aparato bucal) no tiene espinas mientras el hipostoma de la garrapata las tiene, lo que dificulta su remoción del huésped. Los estados inmaduros de ácaros y garrapatas son huevo, larva (primer instar) y ninfa. La larva sólo tiene 3 pares de patas. A las larvas de garrapata frecuentemente se les llama “semilla” de garrapata. La larva del ácaro de la familia Trombiculidae frecuentemente es llamada “nigua” o “ácaro rojo”. Las ninfas son de apariencia muy similar a los adultos. Los ácaros tienen de 1 a 3 instares ninfales mientras que la garrapata tiene de 1 a 8 instares ninfales.

ANOPLURA. (Piojo chupador). Son insectos pequeños, generalmente miden menos de 4mm. Apteros. Cuerpo dorsoventralmente aplanado (de arriba abajo). Aparato bucal chupador, retraído dentro de la cabeza cuando no está en uso. Antenas cortas, filiformes o distalmente aplanadas con 3-5 segmentos. Cabeza pequeña, casi siempre mas estrecha que el tórax. Ausencia de ocelos. Ojos compuestos muy pequeños o ausentes. Tarsos de 1 segmento con una uña
grande. Ausencia de cercos. Metamorfosis simple. Los estados inmaduros son huevo y ninfa, la última de ellas muy semejante en forma de cuerpo y apariencia general al adulto.

DIPTERA. (Moscas; aquí sólo se cubren las especies picadoras). Estos insectos tienen sólo un par de alas membranosas (como celofán) que nacen en el mesotórax (segmento torácico medio), raras veces reducidas o ausentes y no cubiertas de escamas. Alas posteriores reducidas a pequeñas estructuras de balance (halteres). Ojos compuestos grandes, a veces juntándose en la parte superior de la cabeza. Antenas variables, frecuentemente cortas e inconspicuas. Aparato bucal chupador o picador chupador, no en forma de tubo enrollado. Tarsos casi siempre de 5 segmentos. Metamorfosis completa. Los estados inmaduros son huevo, larva y pupa, ninguno de los cuales se parece al adulto.

HETEROPTERA o HEMIPTERA. (Chinches Verdaderas). Estos insectos tienen las alas anteriores generalmente gruesas en la base pero membranosas (como celofán) en las puntas. Cuando están en reposo están planas contra el cuerpo con las puntas trasladándose una sobre la otra. Las alas posteriores son membranosas; algunas chinches son ápteras, unas cuantas tienen las alas delanteras uniformemente gruesas. Su aparato bucal es picador chupador con un pico que surge de la parte frontal de la cabeza y que consiste en 4 estiletes filiformes en una funda segmentada. Carecen de palpos. Las antenas son de 5
segmentos o menos. 2 ocelos o ninguno. Tarsos con 3 segmentos o menos. Metamorfosis sencilla. Los estados inmaduros son huevo y ninfa, ésta última similar en forma corporal o apariencia general con el adulto pero con ausencia de las alas.

SIPHONAPTERA. (Pulgas). Estos insectos son pequeños, midiendo menos de 5mm. Apteros. Cuerpo lateralmente aplanado (de lado a lado), con cerdas y altamente esclerotizados (exoesqueleto endurecido). Aparato bucal picador chupador con palpos bien desarrollados. Antenas de 3 segmentos, cortas y por lo general acomodadas en las grietas de la cabeza. Ocelos ausentes. Ojos compuestos presentes o ausentes. Patas con coxas grandes, Tarsos de 5 segmentos, generalmente insectos saltadores. Metamorfosis completa. Los estados inmaduros son huevo, larva y pupa, ninguno de las cuales se parece al
adulto.
  Identificación:
En este grupo la identificación específica es particularmente crítica ya que mientras los miembros de cada grupo son similares en apariencia (por ejemplo: pulgas vs mosquitos, vs garrapatas, vs ácaros), las especies dentro de cada grupo difieren en su preferencia de hospedero(s), hábitos y potencial como vectores de enferme-dades.
La identificación preliminar se puede hacer utilizando las Claves pictóricas siguientes así como las del grupo 6 moscas (que no muerden). Sin embargo, frecuentemente es necesario consultar con un experto para una identificación positiva.

Biología:

Los Hematófagos comparten el requerimiento de alimentarse de sangre para completar su ciclo de vida. Sin embargo, los machos de algunos miembros de este grupo no se alimentan con sangre (por ejemplo, el mosquito macho, el macho de la mosca del caballo, etc.)

Los ácaros y garrapatas (Acarina) y las chinches verdaderas (Heteroptera), como la chinche de cama y la chinche nariz de cono (Conenose), tienen metamorfosis simple. Esto significa que las ninfas (incluyendo las larvas de primer instar de los ácaros y garrapatas) y los adultos, generalmente son muy similares en apariencia, excepto que las larvas de primer instar de los ácaros y las garrapatas tienen sólo 3 pares de patas. En contraste, las moscas (Diptera) y las pulgas (Siphonaptera) tienen metamorfosis completa, lo que significa que las larvas y las pupas no tienen ninguna semejanza con el adulto.

Algunos de los Hematófagos se alimentan de una sola especie de hospedero. Sin embargo, aunque la mayoría de ellos tiene un hospedero preferido, en ausencia de él se pueden alimentar de un gran rango de hospederos. Cuando se involucran múltiples especies de hospederos es mayor la posibilidad de transmisión de enfermedades. Los organismos patógenos pueden ser diseminados mecánicamente, como en el caso de la adherencia de sangre contaminada al aparato bucal picador-chupador de la mosca del caballo.

De mayor importancia son aquellos organismos patógenos que se multiplican en el vector/portador (por ejemplo: el parásito de la malaria en su vector el mosquito anofelino; el virus de la fiebre amarilla en el mosquito vector; las rickettsias de la fiebre manchada de las Montañas Rocallosas en la garrapata vector; el bacilo de la peste bubónica en la pulga vector; etc.). Otro aspecto importante en la transmisión de enfermedades es que muchos animales silvestres sirven como reservorios de los organismos patógenos mientras que ellos mismos padecen pocos o ninguno de los efectos de la enfermedad; y con frecuencia sus insectos o ácaros parásitos transmiten estos agentes patógenos a los seres humanos y/o a los animales domésticos. Por ejemplo, la rata de los tejados es reservorio de la peste humana y el tifus murino, y sus pulgas actúan como vectores de estas enfermedades.

CONTROL: El control de los Hematófagos, por lo general, es un proceso de 5 pasos:
1. La identificación correcta de la(s) plaga(s) de Hematófagos que están involucradas.

2. Prevención. Esto consiste en negar el acceso a la estructura a los animales silvestres hospederos o, en el caso de insectos voladores, a los insectos mismos. Se debe evitar el acceso a los espacios de gateo a animales silvestres como roedores, zarigüeyas, gatos salvajes, etc. Al mismo tiempo se deberá evitar el acceso a los áticos a las aves, murciélagos, roedores comensales y ardillas de los árboles. Negar el acceso consiste en la reducción de las aberturas hacia el edificio, de manera que los animales silvestres y/o los insectos no puedan entrar. Esto se hace tapando o sellando los agujeros con
concreto, silicona, u otro material apropiado, colocando tela mosquitera en las ventanas, puertas y ventiletes, reduciendo el espacio bajo las puertas, etc.

3. Reducción de parásitos sobre-hospedero.
Cuando las mascotas y/o los animales domésticos están involucrados, deben ser tratados, de preferencia, por un veterinario o una estética para mascotas el mismo día que se realizan las instalaciones, ya sea antes o al mismo tiempo que se están tratando las
instalaciones.

4. Control en el interior. Comienza con la higiene para reducir mecánicamente la plaga. Para pulga, esto significa el aspirado de todas las alfombras, pisos y muebles tapizados en tela además de la limpieza o cambio de las camas de las mascotas. En el caso de garrapata, esto significa quitar o limpiar los desperdicios que sirven de refugio, limpiar o reponer las camas de las mascotas y aspirar donde sea apropiado. Para ácaros, esto significa aspirar y/ o quitar nidos de aves o roedores donde sea necesario. Las labores de higiene deben ser seguidas por la aplicación de un plaguicida debidamente etiquetado para este fin y/o algún RCI en grietas y hendijas, como tratamiento localizado, tratamiento de la superficie (pulga), y/o una aplicación adicional de UBV de acuerdo a las instrucciones para la plaga por controlar. En los espacios de gateo, por lo general los productos más efectivos son las formulaciones de polvo mojable, microencapsulado y algunos polvos, mientras en los áticos, los polvos de larga residualidad por lo general son los mejores.

5. Control en el exterior. Comienza con la higiene para reducir mecánicamente el número de plagas. Dependiendo de la plaga involucrada, esto puede consistir en deshacerse de los desperdicios, mantener el pasto y las hierbas cortas, remover los nidos de pájaros de la estructura, y/o la eliminación de los hospederos alternos y sus refugios a una distancia de 91 m de la estructura. La limpieza debe ser seguida de la aplicación de un plaguicida y/o RCI debidamente etiquetado para este fin. La aplicación puede ir desde un tratamiento en banda desde la pared de los cimientos y el perímetro adjunto, hasta el tratamiento de todo el jardín. Los polvos mojables y las formulaciones
microencapsuladas son particularmente efectivos. Ver el seguimiento escrito de las plagas individuales para los detalles de su control.