Insectos que infestan la madera

CLASE / ORDEN: Insecta/Coleóptera
FAMILIA: Varias
METAMORFOSIS: Completa


Los escarabajos que infestan o barrenan la madera funcionan en la naturaleza ayudando a reducir la madera muerta de forma que pueda ser utilizada como alimento para las plantas. Son embargo, los que atacan la madera precurada o curada, pero especialmente los que atacan la madera curada, pueden ser muy destructivos para la madera que los humanos utilizan o intentan utilizar tanto en sus estructuras como en sus mobiliarios. De las más de 30,000 especies situadas en los Estados Unidos en alrededor de 112 familias, unas 12 de ellas representadas por probablemente menos de 100 especies se encuentran comúnmente como plagas de la madera en las estructuras y/o mobiliario.
Reconocimiento:

Los escarabajos adultos con élitros (alas delanteras; aparecen como cubierta de las alas posteriores) endurecidas o como cuero, con una misma textura, con ausencia de venas, generalmente cubriendo por completo el abdomen y juntándose en una línea recta hacia abajo.

Alas traseras membranosas (como celofán), generalmente más grandes que el cuerpo, dobladas debajo de y encerradas en los élitros cuando se encuentran en reposo. Antenas, por lo general de 11 segmentos, muy variables en su forma. Aparato bucal masticador. Tarsos por lo general de 3 a 5 segmentos. Miden alrededor de 0,4 a 62 mm.

Por lo general la larva es blanco amarillenta con mandíbulas (quijadas) oscuras, algunas especies con otras áreas o estructuras oscuras. Cápsula de la cabeza (cabeza endurecida) presente, aparato bucal masticador. La mayoría con patas torácicas, ausencia de pro patas abdominales. Generalmente con espiráculos abdominales. Hay que acudir al tratamiento individual de cada plaga o grupo para lograr una mejor identificación.

Signos de infestación:

Debido a que con frecuencia no es fácil encontrar adultos y/o larvas de los escarabajos que infestan la madera, el diagnóstico de la causa de los problemas por lo general debe basarse en la evidencia que van dejando. Debe usarse toda la evidencia disponible ya que raras veces puede ser concluyente una sola característica, por ejemplo el tamaño de los orificios de salida. Por lo tanto, la identificación o conclusión deberá basarse en las siguientes evidencias (además de los adultos y/o larvas, si están presentes):

1. Tipo de madera dañada: madera blanda (coníferas/perennifolias) o madera dura (hoja caduca/ancha; todas las demás).

2. Edad de la madera: nueva (10 años o menos) o vieja (más de 10 años).

3. Tipo de producto que está siendo dañado:
viga estructural o grande (al menos de 2x4"/4.9-9.8 cm.), tableros/tablas (1"/25 mm de espesor o menos) o productos manufacturados (aglomerados, pisos, muebles).

4. Agujeros de salida: forma y tamaño.

5. Polvillo o viruta: textura y forma en que está empaquetada en los túneles o galerías.

6. Contenido de humedad de la madera: Se requiere un medidor de humedad. En ocasiones se usa el acrónimo en inglés TOW-A-TOP para los números 1, 2 y 3 donde “TOW” significa el tipo de madera; “A” su edad y “TOP” el tipo de producto.

Identificación:

Es necesario ser capaz por lo menos de determinar qué familia de escarabajo es la que está involucrada. En algunos casos, como con el barrenador de las casas viejas, se requiere identificación hasta especie. Se debe
consultar el tratamiento individual de cada plaga o grupo para ayudar a una identificación de adultos, larvas y daños.
Biología:

Los escarabajos tienen metamorfosis completa: huevo, larva, pupa y adulto. Los huevos de los escarabajos que infestan la madera generalmente son depositados en grietas y hendijas de la superficie y/o en los poros de la madera, pero los insectos descortezadores (Scolytidae) y casi todos (una especie está en duda) los escarabajos de cabeza plana (Buprestidae) requieren corteza para depositar sus huevos.

Las larvas siempre se encuentran dentro de la madera. Los túneles o galerías de las larvas generalmente están en la madera nueva y corren principalmente de acuerdo al grano de la misma. Estos túneles se van incrementando de diámetro con cada muda larval y por lo general están rellenos o empacados con una combinación de fragmentos de madera y materia fecal, comúnmente llamada “frass” o polvillo.

La pupación por lo general ocurre cerca de la superficie y frecuentemente en una celda pupal. Cuando el adulto emerge, barrena directamente la superficie y abandona la madera a través de un agujero de emergencia o salida; el barrenador de las casas viejas tiene su agujero de emergencia o salida previamente abierto por la larva y puede esperar varios meses antes de salir. Los adultos generalmente viven unos cuantos días o semanas.

Algunos de los adultos son atraídos por al luz y pueden ser encontrados cerca de las ventanas, etc. El tiempo de desarrollo (de huevo a adulto) puede ser tan corto como 50 días aunque puede llegar a ser de 10 años o más, dependiendo de la especie, la temperatura, el contenido de humedad en la madera y el valor nutritivo
de la misma.

CONTROL: Antes de proponer cualquier método de control debe determinarse si el problema está siendo causado por insectos (escarabajos) que infestan la madera y cuál de ellos es. Enseguida debe determinarse si la infestación es activa. Las señales de una infestación activa incluyen:

a) Presencia de larvas o adultos vivos.

b) Aparición de nuevos agujeros de emergencia o salida. Los agujeros viejos deben ser marcados con una pluma o con pintura en aerosol si la ubicación es algún sitio oscuro (primero debe solicitarse autorización del cliente potencial), cubiertos con cinta de enmascarar o rellenos con masilla para madera o silicón (primero debe solicitarse autorización del cliente potencial). De esta manera será más fácil localizar o detectar los nuevos agujeros de salida.

c) Presencia de polvillo o “frass” nuevo, especialmente si está brotando de los agujeros de salida. Lo mejor es remover todo el “frass” presente con una escoba o aspiradora y revisar unos cuantos días después. Esto puede ser un poco engañoso ya que “frass” viejo puede brotar de agujeros de salida viejos debido a vibraciones o en el exterior, el “frass” viejo puede ser extraído por abejas solitarias que utilizan los túneles abandonados de los escarabajos con propósitos de anidado.

d) Hay que hacer notar que la utilización de equipo para escuchar como el estetoscopio con amplificador y unos filtros de ruido adecuados, con frecuencia es útil para determinar la actividad larval y su ubicación.

El control de los escarabajos que infestan la madera es un proceso de cuatro pasos que puede resumirse como se señala a continuación:

1. Esperar y ver. Si existe duda acerca de si la infestación es activa o no hay seguridad en la identificación, se deben explicar las observaciones al cliente y solicitarle revisiones adicionales para buscar señales de actividad. Obtener la identificación del insecto y volver a revisar con la gente.

2. Remoción mecánica y reemplazo. Si la infestación del escarabajo está aislada o confinada en un área pequeña y la madera infestada puede ser removida y reemplazada, debe hacerse esta recomendación. La madera infestada debe ser removida de la estructura y destruida.

3. Tratamiento de área limitado (de superficie o inyección). Si la infestación está distribuida pero en áreas accesibles como las áreas sin acabado de los áticos o los espacios de gateo o si no es factible o deseable la remoción de la madera como en piezas de cabreadas o vigas del cielorraso, debe recomendarse el tratamiento de área limitada por inyección o tratamiento de superficie.
      a. Tratamiento de superficie. Debe aplicarse plaguicida líquido a las superficies expuestas de acuerdo con las instrucciones de la etiqueta. La aplicación debe ser completa. El tratamiento de superficie puede requerir de unas semanas a un año para lograr el control. Obviamente no puede proteger la madera inaccesible al tratamiento. Dependiendo del plaguicida utilizado y de los mantenimientos estructurales requeridos, el control puede durar de 3 a 5 o más años.
      b. Tratamiento por inyección. Si el plaguicida va a ser inyectado, los mejores resultados se obtienen con un cilindro de alta presión (alrededor de 160 psi) y utilizando inyectores especiales para madera que previenen el escape de producto durante la inyección; también hay algunas formulaciones líquidas etiquetadas para inyección. La aplicación de este método de taladrado y tratamiento dependerá del tamaño de la madera y del tipo de escarabajo que se pretende controlar. La inyección adecuada puede penetrar hasta algunas áreas inaccesibles de la madera y proporcionar control casi inmediato. El control puede durar por varios años. Cabe hacer notar que para el caso del barrenador de las casas viejas y otras larvas barrenadoras grandes, la utilización de algún equipo para escuchar como un estetoscopio o estetoscopio con amplificación y filtros adecuados de ruido, con frecuencia es muy útil para localizar las larvas y señalar muy específicamente el sitio donde se debe taladrar e inyectar.

4. Fumigación.
       a. Este método debe recomendarse cuando la infestación se ha dispersado y/o se localiza en áreas inaccesibles. Si se realiza adecuadamente, proporciona una mortandad rápida y con frecuencia completa pero sin efecto residual y por lo tanto, sin protección a largo plazo. También es el más costoso. Debe hacerse notar que si la infestación o reinfestación proviene o puede venir del exterior, la madera expuesta en el exterior puede o debe ser tratada con plaguicida líquido para su protección a largo plazo inmediatamente o poco tiempo después de la fumigación.
      b. En el caso de mobiliario infestado, objetos de arte, antigüedades valiosas, etc. por lo general los tratamientos de inyección o de superficie no son prácticos y probablemente causen daños. Por lo tanto, hay que retirar el objeto y colocarlo en una cámara temporal (de polietileno o trailer o burbuja) o permanente de fumigación para ser fumigado. La selección del fumigante dependerá de los materiales utilizados en la fabricación del objeto o artículo. Los principios que guían la selección de la medida más adecuada de control es que se debe ofrecer únicamente la mejor solución o en este caso, el tratamiento menos costoso que ofrezca el nivel de control deseado.