Ratón casero

NOMBRE COMÚN: Ratón casero
NOMBRE CIENTÍFICO: Mus musculus Linnaeus
CLASE/ORDEN/FAMILIA: Mammalia/Rodentia/Muridae

El ratón casero es el más comúnmente encontrado y económicamente importante de los roedores comensales, siendo la rata Noruega y la negra o de los tejados las otras dos. El ratón casero no solo es una plaga molesta que daña y destruye materiales al roerlos, consume y contamina alimentos almacenados, sino que también tiene importancia médica ya que es vector o portador de enfermedades. Se piensa que es originario de Asia Central, pero en la actualidad tiene distribución mundial y se encuentra en todo Estados Unidos.
Reconocimiento:

Los adultos miden 6,5 a 9 cm de largo entre cabeza y cuerpo, el largo de la cola es de 7 a 10 cm, pesan alrededor de 12 a 30 g. Piel fina y lisa, color generalmente gris terroso arriba y gris claro o crema en la panza (algunos ratones marrón claro a gris oscuro arriba), pero el color del pelo varía considerablemente de un área a otra o de una ubicación a otra independientemente de sus hábitos de vida. Nariz puntiaguda, ojos pequeños, incisivos sin surco, orejas grandes con algo de pelo. Patas cortas y anchas. Cola uniformemente oscura, escamosa y semidesnuda. Los desechos de los adultos 3 a 6 mm de largo, en forma de estaca, con ausencia de bordes (los desechos de la cucaracha Americana tienen bordes), con los extremos en punta.

Signos de infestación:

1. Marcas de roídas. Las roídas nuevas (recién hechas) tienden a ser toscas mientras las más viejas son lisas por el desgaste.
2. Desechos. Los desechos frescos son blandos y húmedos, mientras los más viejos están secos y duros; los desechos del ratón doméstico miden 3 a 6 mm de largo, en forma de estaca y los extremos en punta vs. los de cucaracha Americana que miden alrededor de 3 mm de largo y tienen bordes.
3. Huellas o pisadas. Las patas delanteras tienen 4 dedos y se imprimen delante de las huellas traseras que tienen 5 dedos. Las huellas frescas son claras y bien dibujadas, mientras las más antiguas están parcialmente oscurecidas por el polvo.
4. Marcas de frotación. Por lo general son menos notorias y más pequeñas en tamaño que las dejadas por las ratas.
5. Madrigueras. En interiores generalmente anidan en diversos materiales como el aislante. Si la madriguera está activa estará libre de polvo y telarañas. La
entrada por lo general tiene material empaquetado o comprimido, y en ocasiones marcas de frotación visibles. 6. Caminos. Frecuentemente utilizan las mismas rutas, por lo general a lo largo de las paredes, mercancía estibada, etc. y el interior de los objetos. Los caminos activos están libres de polvo y telarañas y con desechos frescos. Las huellas pueden o no ser visibles.
7. Bienes dañados. Los ratones prefieren las semillas o los cereales.
Grupos similares:

(1) Adultos de la rata Noruega (Rattus norvegicus) y de la rata de los tejados o negra (R. rattus) cuyo cuerpo y cabeza combinados miden de 18 a 25 cm y pesan de 200 a 500 g. (2) Jóvenes de la rata Noruega y de los tejados o negra cuya cabeza y patas son desproporcionadamente grandes en relación con el tamaño del cuerpo. (3) Ratón venado (Peromyscus maniculatus) y ratón de patas blancas (P. leucopus) muy similares en tamaño y peso pero con la cola distintivamente bicolor (marrón en la parte de arriba, blanca por la parte de abajo), y una línea evidente donde los dos colores se juntan, se alimentan de semillas. (4) La mayoría de las otras ratas y ratones nativos con cola velluda, pelo corto o largo, o si la cola está desnuda, también está anillada (parece estar formada por segmentos como anillos).



Biología:

El ratón casero es un reproductor prolífico. Alcanza la madurez sexual en 35 días. La preñez dura en promedio 19 días (rango 18 a 21). Las crías nacen ciegas y sin pelos excepto las vibrisas (bigotes largos) y son amamantados alrededor de 3 a 4 semanas. La camada promedio es de 6 (rango 5 a 8) y tiene alrededor de 8 camadas por año, pero promediando 30 a 35 hembras amamantadoras por año. Por lo tanto una hembra puede tener una camada cada 40 a 50 días. Puede haber presente en el nido más de una camada al mismo tiempo. Normalmente las expectativas de vida son menores a un año, pero se sabe de ratones que ha llegado a vivir hasta 6 años.

Los ratones tienen muy aguzados los sentidos, excepto el de la vista, ya que no pueden ver claramente más allá de 15 cm y son ciegos al color. Son excelentes trepadores y pueden correr por la mayoría de las paredes. Los ratones son capaces de nadar, aunque prefieren no hacerlo. Pueden saltar hasta 30 cm de altura y caer de manera vertical desde 2,5 m de alto sin hacerse daño. Los ratones pueden sobrevivir y permanecer en instalaciones de almacenamiento frío a -10º C. Correr horizontalmente por tubos, cuerdas y alambres.

Un ratón requiere alrededor de 2, 8 g de alimento seco y 1,5 ml de agua (normalmente obtenida a partir de sus alimentos) diariamente y produce aproximadamente 50 excretas al día. En un período de 6 meses un par de ratones puede consumir alrededor de 1,8 kg de alimento, producir unas 18.000 excretas y aproximadamente 355 ml de orina. La forma más común que tienen los ratones de transmitir organismos patógenos es mediante la contaminación de alimentos a través de sus excretas y/o orina. El organismo más peligroso diseminado por los excrementos del ratón es la Salmonella, que causa envenenamiento de alimentos. Otros organismos transmisibles incluyen parásitos intestinales, mediante el excremento, fiebre de la mordida de la rata, mediante mordidas, ictericia infecciosa o leptospirosis o enfermedad de Weil a través de la orina en los alimentos o el agua, una enfermedad fungosa (Favus) del cuero cabelludo ya sea por contacto directo o de manera indirecta mediante los gatos, peste y tifus murino a través de las pulgas, viruela Rickettsial por el ácaro Lipoyssoides sanguineus (Hirst), choriomeningitis linfocítica a través del excremento y posiblemente poliomielitis. Otro problema es la dermatitis del ácaro del ratón doméstico causada por estos ácaros cuando se alimenta en los seres humanos.

Hábitos:

Los ratones son más sociales. Los machos y hembras relacionados suelen ser muy compatibles pero los machos sin relación típicamente son muy agresivos entre si. Las jerarquías sociales de un macho dominante o sobre otros machos de menor rango resultan en el mantenimiento de los territorios, que pueden incluir un gran número de hembras y de machos de menor rango, la mayoría de ellos relacionados entre si. Todos los ratones maduros tienden a mostrar agresión contra los extranjeros de cualquier sexo que entren a su territorio, que está marcado por la orina. El tamaño del territorio varía pero generalmente es relativamente pequeño. Si hay abundancia de alimento y refugio, probablemente no viajen más de 1,2 a 1,5 m de sus nidos.

Los ratones son inquisitivos. Durante sus patrullajes diarios exploran cualquier cosa nueva o que haya cambiado y si es necesario, establecen nuevas rutas de movimiento. Además, se alimentan por mordiscos aquí y allá, comiendo solo pequeñas cantidades de alimento en un solo sitio o momento. Aunque pueden comer cualquier tipo de alimento, prefieren las semillas. Hay dos períodos principales de alimentación, al anochecer y justo antes de que amanezca, con varios “mini horarios” de alimentación intermedios. Prueban muestras de nuevos alimentos, pero regresan a los anteriores si los nuevos no resultan preferidos. Los requerimientos de humedad normalmente los obtienen a través de su alimento pero si tienen agua disponible la consumen directamente, prefiriendo los líquidos dulces sobre el agua misma.

Los sitios que prefieren para anidar son oscuros, protegidos con suficiente material para hacer el nido en las cercanías y pocas posibilidades de ser molestados. Los materiales que usa para construir sus nidos incluyen productos de papel, algodón, material de empaque, aislamiento de muros/áticos, telas, etc. Los ratones tienen hábitos nocturnos. Requieren una abertura no mayor a 6 mm para ganar acceso.

CONTROL: La clave para cualquier programa de control de ratones es la identificación, higiene, eliminación de refugios y modificación estructural para hacer el edificio a prueba de ratones. El control se basa en los hábitos de comportamiento del ratón. Algunas de las cosas más importantes que deben recordarse son:

1. Los ratones defecan por donde quiera que transitan pero principalmente donde se alimentan. Las excretas de ratón sirven para indicar donde deben concentrarse los esfuerzos de control. También pueden utilizarse polvos de rastreo no tóxicos para determinar donde se está presentando la mayor actividad de los roedores.

2. Los territorios son relativamente pequeños y raras veces exceden 6 m de diámetro. Si se desea que el esfuerzo de control sea efectivo, las trampas y estaciones cebaderas deben colocarse dentro de esa área. Si una trampa o estación cebadero no ha sido visitada en 48 horas, debe cambiarse por que los roedores están en algún otro sitio.

3. Los ratones comen un poco aquí y otro poco allá. Es recomendable colocar pequeñas cantidades de cebo en tantas estaciones como sea posible para incrementar la exposición y consumo. Las trampas deben cambiarse hasta que se hayan establecido las preferencias, después, hay que utilizar este cebo hasta que el consumo se detenga.

4. Los ratones son muy inquisitivos. Se deben mover los objetos de los alrededores cuando se introducen las trampas o cebaderos o tableros engomados, de manera que los ratones exploren para establecer nuevas rutas. Esto hace que el trampeo, cebado y captura tenga más éxito.

5. A los ratones les gusta encontrar los materiales para anidado en las cercanías. Se puede utilizar este tipo de material en el disparador de las trampas de resorte y en el centro de las trampas engomadas.

6. Los requerimientos de agua se incrementan con la temperatura y/o con el bajo contenido de humedad de los alimentos. Se pueden utilizar cebos líquidos (endulzados con jugo de ciruelo, de piña o sabor original de esencia de cereza) durante la temporada de calor y cuando el contenido de humedad en los alimentos es bajo, p.ej. cuando se alimentan en elevadores de granos, bodegas, etc.

7. Los ratones sienten atracción hacia ciertos alimentos. Se pueden cebar las trampas de resorte y/o el centro de las trampas engomadas con ciruela, piña fresca, maní salado o cualquier otra cosa que estén comiendo en ese momento.

8. En exteriores, la reproducción es más temporal, los puntos de contacto son bajos entre octubre y enero. Debido a que se reducen las posibilidades de introducción, los esfuerzos de control pueden ser más efectivos en la eliminación de los ratones durante este período bajo.