Rata del Tejado

NOMBRE COMÚN: Rata del tejado/negra/de los barcos
NOMBRE CIENTÍFICO: Rattus rattus (Linnaeus)
CLASE/ORDEN/FAMILIA:Mammalia/Rodentia/Muridae

La rata de los tejados es el más pequeño de los 2 roedores comensales (la rata Noruega es el más grande) y es el roedor comensal más común en las regiones tropicales y subtropicales del mundo. No únicamente daña/destruye materiales al roerlos, consume y contamina alimentos almacenados, sino que también tiene importancia médica ya que es vector o portador de enfermedades. Se piensa que la rata de los tejados es originaria de Asia Central, pero en la actualidad tiene distribución mundial.
Reconocimiento:

Los adultos miden 16 a 20 cm de largo entre cabeza y cuerpo, el largo de la cola es de 19 a 25 cm, pesan alrededor de 200 a 500 g pero pueden llegar a 340 g. Piel suave, lisa, de color marrón con algunos pelos negros entremezclados, la parte superior de gris a negro y la parte inferior blanca, gris o negra. Nariz puntiaguda, ojos grandes, orejas grandes (pueden jalarse sobre los ojos) y casi desnudas. Cola uniformemente oscura, escamosa y más larga que la combinación de tamaño de la cabeza y el cuerpo. Los desechos de los adultos miden hasta 12,5 mm de largo, en forma de huso, con los extremos puntiagudos.

Signos de infestación:

1. Marcas de roídas. Las roídas nuevas o agujeros tienden a ser toscas mientras las más viejas son lisas por el desgaste y los agujeros viejos con frecuencia tienen marcas de grasa.
2. Desechos. Los desechos frescos son suaves y húmedos, mientras los más viejos están secos y duros; los desechos del adulto de la rata de los tejados miden 12 a 13 mm de largo, con los extremos en punta vs los del adulto de la rata Noruega que miden alrededor de 18 a 20 mm con los extremos chatos.
3. Huellas/pisadas. Las patas delanteras tienen 4 dedos y se imprimen delante de las huellas traseras que son más grandes y tienen 5 dedos. Las huellas frescas son claras y bien dibujadas, mientras las más antiguas están parcialmente oscurecidas por el polvo.
4. Marcas de frotación o marcas grasosas, oscuras sobre las superficies verticales. Las marcas frescas son suaves y grasosas y fácilmente untables, mientras las más antiguas tienen la grasa seca y escamosa. Alrededor de los tejados con frecuencia se observan marcas de balanceos.
5. Madrigueras. No son comunes, pero si las hay son profundas. Por lo general anidan debajo de la vegetación.
6. Corredores. En el exterior pueden no ser aparentes las rutas de viaje porque pueden hacerlo a través de bardas o de cables colgantes eléctricos o de teléfono. En el interior generalmente se mueven a lo largo de las paredes, mercancía estibada, etc. Los correderos activos con apariencia grasosa, libres de polvo y telarañas y con desechos frescos. Las huellas pueden o no ser visibles.
7. Bienes dañados. La rata de los tejados prefiere frutas, vegetales y cereal, mientras que la rata Noruega prefiere carne, pescado y cereales.
Grupos similares:

(1) Rata Noruega (R. norvegicus) con nariz chata, ojos pequeños, orejas pequeñas y velludas, cola bicolor y más corta que la combinación de cabeza y cuerpo, desechos en forma de estaca con los extremos chatos. (2) Rata del algodón híspida (Sigmodon hispidus) cola más o menos de la mitad del tamaño de la cabeza y cuerpo combinados y menos (alrededor de 80 a 198 g), piel gruesa, grisácea arriba con mezcla de opaco y negro y blancuzca por debajo. (3) Ratón casero (Mus musculus) con nariz puntiaguda orejas grandes, cola tan larga como la combinación de tamaño de cabeza y cuerpo, pequeño (alrededor de 14 a 28 g), más corto (cabeza, cuerpo y cola 6,5 a 10,2 cm), excretas 3 a 6 mm de largo, en forma de estaca con los extremos puntiagudos. (4) La mayoría de las otras ratas y ratones nativos con cola velluda, pelo corto o largo, o si la cola está desnuda, también está anillada (parece estar formada por segmentos como anillos).



Biología:

La rata de los tejados alcanza la madurez sexual en 2 a 5 meses. La preñez dura en promedio 22 días. Las crías nacen ciegas y sin pelos. El pelo aparece aproximadamente en 7 días y abren los ojos en 12 a 14 días. Son amamantados alrededor de 3 a 4 semanas. El promedio anual de camadas es de 4 a 6, conteniendo en promedio 6 a 8 crías. Los adultos viven en promedio de 9 a 12 meses.

Tienen una vista muy pobre y son ciegos al color, pero sus sentidos de oído, olfato, tacto y gusto están aguzadamente desarrollados. El tacto es a través de las vibrisas o bigotes largos. Son excelentes corredores, trepadores, saltadores y nadadores.

La rata de los tejados requiere alrededor de 14 a 28 g de alimento y 30 ml de agua diariamente, el agua proviene con frecuencia de sus propias fuentes de alimentación. Esto resulta en aproximadamente 30 a 180 excretas y 3 cucharadas (16 ml) de orina producidas por día.

Históricamente la enfermedad que se piensa más involucrada con la rata (principalmente la rata de los tejados) es la peste, transmitida a través de las pulgas que dejan a las ratas para atacar al hombre. Otras enfermedades transmisibles incluyen tifus murino a través de las pulgas, (también posiblemente a través del excremento y la orina), fiebre de la mordida de la rata, mediante mordidas, ictericia infecciosa/leptospirosis/enfermedad de Weil a través de la orina en los alimentos o el agua, triquinosis por carne de puerco mal cocinada y envenenamiento de alimentos o Salmonelosis a través de su excremento. Otro problema es la dermatitis del ácaro de la rata tropical causada por estos ácaros cuando se alimenta en los seres humanos.

Hábitos:

Las ratas son principalmente de hábitos nocturnos y muy precavidas. Aunque constantemente exploran sus alrededores, se muestran desconfiadas acerca de los cambios y los objetos nuevos en su ambiente. La rata de los tejados prefiere anidar en las partes altas de las estructuras pero ocasionalmente puede ser encontrada debajo de los edificios así como en sótanos y drenajes. En exteriores, la rata de los tejados prefiere anidar áreas altas como arriba de los árboles pero ocasionalmente lo hace en madrigueras o debajo de la vegetación alrededor de la estructura. Son animales sociales pero menos que la rata Noruega. Varios nidos con frecuencia se localizan en una misma área dada. Se requiere una abertura de al menos 12 mm para que logren entrar a los edificios.

Aun cuando puede comer prácticamente cualquier cosa, la rata de los tejados prefiere frutas, vegetales y cereal. Si el material alimenticio que prueban le es desagradable, rápidamente desarrollan rechazo al alimento/cebo. Cuando encuentran algún alimento aceptable/preferido, las ratas tienden a comerlo a llenar en un solo sitio y regresa una y otra vez al mismo.

Una vez establecidas, las ratas de los tejados tienden a seguir las mismas rutas o patrones de dispersión entre los sitios de refugio y las fuentes de alimentación y/o agua. Los corredores a lo largo de los muros verticales por lo general incluyen manchas oscuras de frotamiento o marcas de balanceos en la parte vertical donde solo su piel tiene contacto. Estos corredores están libres de desperdicios y en exteriores, el pasto es completamente retirado hasta dejar el suelo desnudo.

CONTROL: La clave para cualquier programa de control de rata es la identificación, higiene, eliminación de refugios y modificación estructural para hacer el edificio a prueba de ratones. El control se basa en los hábitos de comportamiento de la rata de los tejados. Algunas de las cosas más importantes que deben recordarse son:

1. La rata defeca en cierta forma indiscriminadamente dentro de su territorio pero principalmente donde se alimentan. Las excretas de rata sirven para indicar su presencia y las áreas donde deben concentrarse los esfuerzos de control. También pueden utilizarse polvos de rastreo no tóxicos para determinar donde es más numerosa su presencia. 2. La rata puede viajar 30,5 a 45,7 m en su búsqueda de alimento y/o agua a lo largo de corredores establecidos y generalmente con sus vibrisas en contacto con las superficies verticales. Deben buscarse las marcas de frotación y los corredores limpios. Las trampas y estaciones cebaderas deben colocarse a lo largo de los corredores y contra las superficies verticales.

3. Las ratas son muy glotonas. Es recomendable colocar suficiente cebo en cada estación para al menos 1 comida (cebo de interrupción-de-alimento), 2 comidas (cebos de efecto agudo/de una sola ingestión), o más (cebos de efecto crónico/de múltiples ingestiones). Cuando se han establecido las preferencias, después, hay que utilizar este cebo hasta que el consumo se detenga.

4. Las ratas son muy cautelosas. Es recomendable que los disturbios se mantengan al mínimo. Puede ser necesario el pretrampeo con trampas sin activar cuando se usan trampas de resorte o el precebado con cebo no tóxico.

5. La rata de los tejados prefiere frutas, vegetales y cereales. Se recomienda usar cebos altos en carbohidratos y cebar el centro de las trampas engomadas con este tipo de material alimenticio.

6. La rata generalmente tiene alguna fuente de agua diferente a su alimento si éste tiene bajo contenido de humedad. Los cebos líquidos son particularmente efectivos cuando su fuente normal de agua puede ser reducida o eliminada.

7. La rata de los tejados ocasionalmente anida en madrigueras en el terreno. En áreas exteriores la fumigación (gaseado) de madrigueras de rata es extremadamente efectiva. Se deben seguir las instrucciones de la etiqueta y no gasear madrigueras que se localicen en los 4,5 m o que corran por debajo o tengan aberturas en el interior de estructuras ocupadas.