Plagas de la tela y el papel

CLASE: Insecta
ORDEN Y FAMILIA: Coleoptera/Dermestidae; Lepidoptera/Tineidae; Psocoptera/Varios; Thysanura/Lepismatidae

Cada año, las plagas textiles, principalmente dos polillas y cuatro especies de escarabajos de las alfombras provocan grandes daños. Esto se debe al uso generalizado de lana y otros pelos animales en ropa, alfombras, tapicería, etc., además del fracaso en la protección adecuada de estos artículos al ataque de los insectos. Estos insectos plaga comparten la habilidad inusual de ser capaces de digerir la queratina, proteína que es el componente mayor del cabello animal, plumas, cuernos, pezuñas, etc. Aunque son capaces de dañar las telas, los grillos no pueden digerir la queratina y por lo tanto han sido colocados entre los invasores ocasionales. Los psócidos, pescaditos de plata y los rapaces de fuego son plaga principalmente de productos de papel, aunque algunos también atacan productos alimenticios almacenados, como algunos escarabajos derméstidos.
Reconocimiento:

Escarabajos de las alfombras (Coleoptera: Dermestidae). Escarabajos adultos con élitros (alas delanteras) rígidos (endurecidos), sin venas, juntándose en una línea recta hacia abajo y cubriendo por completo el abdomen; alas traseras generalmente presentes, membranosas (como celofán), generalmente más largas que el cuerpo y ocultas por los élitros cuando están en reposo.
Aparato bucal masticador. Antenas cortas, de 3 segmentos con masa compacta. Cuerpo de alargado-oval a casi circular, con frecuencia cubierto con vellos o escamas. Cabeza más o menos oculta desde arriba, generalmente con un ocelo medio (ojo simple). Tarsos 5-5-5. Largo de 1 a 12 mm. Metamorfosis completa. Larva alargada, color pálido a oscuro; muy velluda, a menudo con mechones de vellos y/o algunas veces con mechones largos tipo cola de caballo. Los adultos del escarabajo extraño no tienen parecido a ningún otro derméstido. Machos alargados, color marrón amarillento con antena filiforme y patas largas. Desde completamente alados hasta ápteros, con élitros (cubierta de las alas) separados a lo largo de la línea media apical por las dos terceras partes de su largo, exponiendo debajo los segmentos abdominales. Hembras completamente ápteras con apariencia de larva, pero con antenas de 9 segmentos y patas largas.

Polillas de la ropa (Lepidoptera: Tineidae):
Adultos con dos pares de alas membranosas (como celofán) totalmente cubiertas de escamas. Alas angostas y redondeadas, o en punta apicalmente; las traseras más angostas y cortas que las alas delanteras, con fleco de vellos largos en el margen posterior. Aparato bucal imperfectamente formado/reducido; debido a esto es incapaz de alimentarse. Antenas largas y esbeltas con un espiral (círculo) de escamas erectas en cada segmento y ausencia de abultamiento o nódulo terminal. Largo de las alas de 10 a 24 mm. Metamorfosis completa. Larva madura esbelta. Blancuzca excepto por la cabeza más oscura; el escudo pronotal está presente. Croquetas (pro-patas abdominales carnosas) en segmentos de 3 a 6 y 10, con ganchos al final acomodados en una sola elipse completa en las pro-patas 3-6. Ocelos 0-4 (ojos simples) a cada lado de la cabeza. Miden de 10 hasta 13 mm.

Piojo de los libros o Psócidos (Psocoptera): Los adultos, pequeños (generalmente menores a 5 mm de largo) y con cuerpo blando, tienen apariencia de pequeñas termitas obreras. Si están presentes, 4 alas membranosas (como celofán); ala delantera más grande que la trasera; número de venas reducido, alas como techo de dos aguas cuando están en reposo. Cabeza relativamente abultada, con o sin ocelos presentes. Antena larga y delgada. Tarso con 2-3 segmentos. Cercos ausentes. Aparato bucal masticador. Metamorfosis simple. Ninfas similares en apariencia a los adultos pero con ausencia de alas, aunque pueden tener cojinetes alares.

Pescadito de plata, Rapaz de fuego (Thysanura: Lepismatidae): Adultos ápteros, alargados con cuerpo aplanado y 3 largos apéndices en forma de cola al final del abdomen. Cuerpo en forma de lágrima/zanahoria/pez, estrechándose de la cabeza hacia la parte de atrás y generalmente cubierto de escamas. Ojos compuestos pequeños, muy separados, con ausencia de ocelos. Antenas largas filiformes. Coxas (segmento basal de las patas) con ausencia de estiletes (proyecciones parecidas a dedos). Tarso 3-4 segmentos. Algunos segmentos abdominales con un par de estiletes. Miden de 12 a 18 mm. Aparato bucal masticador. Ausencia de metamorfosis (Ametábolos). Estados inmaduros parecidos a los adultos en apariencia, excepto por el tamaño. Las escamas aparecen con la 3º o 4º muda.

Identificación:

En el caso de los psócidos, la identificación del orden es suficiente. Igual ocurre para el rapaz de fuego, sin embargo para el pescadito de plata es preferible llegar a identificar la especie para obtener mejores resultados de control. Los miembros del grupo de polillas de la tela deben ser identificados en especie tanto en los adultos como en las larvas. Igualmente se debe identificar la especie del grupo de los escarabajos de las alfombras y los derméstidos para su mejor control. Revisar las referencias de los grupos/especies individuales como ayuda para la identificación de adultos, estados inmaduros y daños. Se puede hacer una identificación preliminar a partir de claves pictóricas. Sin embargo, puede ser necesario consultar a un experto para la identificación positiva de grupos como los escarabajos de las alfombras/ derméstidos y sus larvas.
Biología:

Las verdaderas plagas textiles comparten la habilidad única de poder digerir la queratina, proteína que se encuentra en la lana, en el cabello, la piel, plumas, cuernos y pezuñas. Otras plagas, como los grillos, comen la tela pero la queratina pasa a través de su sistema digestivo sin cambio alguno. En las verdaderas plagas textiles es la larva quien causa los daños, pues necesita vitamina B y ciertas sales que generalmente obtiene de las partes sucias de los materiales. La vitamina B se encuentra en el sudor y orina humana, leche, café y jugos de fruta, jugo de tomate, salsa de carne, etc.

La mayoría de las plagas de tela comen/atacan una gran gama de productos o materiales, pero tienen alimentos preferidos. Por ejemplo, tanto la larva del escarabajo diverso de las alfombras, como la de la polilla tejedora de capullos, se alimentan de una amplia variedad de productos animales y vegetales, pero el alimento favorito del escarabajo de las alfombras son los insectos y las arañas, mientras que para la polilla tejedora de capullos, son las plumas y el pelo/piel. Muchas de las polillas de las telas y escarabajos de las alfombras se localizan en exteriores donde sus larvas son carroñeras, alimentándose en los nidos de pájaros, en roedores, de insectos, así como de los cadáveres de aves y mamíferos. Los escarabajos adultos de las alfombras/derméstidos se encuentran comúnmente en flores, especialmente Spiraea spp y mirto crespón.

Los pescaditos de plata y el rapaz de fuego son biológicamente muy interesantes. En primer lugar, se desarrollan sin metamorfosis. En apariencia, los estados juveniles son como los adultos, excepto que son más pequeños. El mayor cambio externo es la aparición de las escamas en el cuerpo, que empieza con la tercera o cuarta muda. Segundo, continúan mudando aún después de alcanzar la madurez sexual. De hecho, muchos pasan de 45 a 60 mudas antes de morir. Tercero, el pescadito de plata de cuatro líneas y el pescadito de plata gris son capaces de digerir celulosa. También son muy resistentes a la falta de alimento, 1 de cada 20 adultos del pescadito de plata gris puede sobrevivir 307 días sin alimento.

Los psócidos o piojos de los libros se encuentran comúnmente en lugares húmedos y tibios, donde se alimentan principalmente de mohos y hongos. Los libros y el papel son particularmente atractivos para la formación de moho y por lo tanto lo son también para los psócidos, debido al pegamento y la costura utilizados en su encuadernación y cubiertas. Ocasionalmente son plaga en colecciones de insectos y plantas, en productos alimenticios almacenados y pueden infestar nidos de insectos y aves al aire libre. Los estadíos juveniles y los adultos son similares en apariencia, excepto por la posible presencia de alas Ambos estados provocan daños. Algunas especies se reproducen por partenogénesis, es decir sin fertilización de huevos.

La larva del escarabajo de las alfombras/derméstido es interesante, ya que puede mudar a un tamaño más pequeño, presumiblemente para escapar del confinamiento. Además algunas larvas que tienen vellos con cabeza de lanza pueden en algunas ocasiones provocar considerables problemas gástricos al ser ingeridas. Cuando los adultos son molestados, generalmente retraen sus apéndices haciéndose pasar por muertos y se dejan caer.

CONTROL: Para el control del pescadito de plata, rapaz de fuego y psócido/ piojo de los libros, ver la sección correspondiente a cada uno de sus grupos. Lo que sigue es una discusión general para el control de las “verdaderas” plagas textiles, la polilla de las telas y el escarabajo de las alfombras/derméstido. Éste consiste en un proceso de 5 pasos: identificación de la plaga, inspección, higiene, generalmente una aplicación de plaguicida y un programa de monitoreo que deberá seguirla.

1. Identificación positiva de la plaga. Esta dirigirá los esfuerzos de inspección a las áreas correctas para permitir la selección adecuada del plaguicida.

2. Inspección detallada. Se debe revisar cualquier artículo o material susceptible, incluyendo los que están almacenados en el ático. Los sitios habituales de reproducción se enumeran bajo cada sección individual, e incluyen áreas como conductos de aire, huecos en la pared, instalaciones eléctricas,
materiales aislantes, antiguos cebos para roedores, etc.

3. Buena Higiene. Este tipo de prácticas también es una buena prevención. Para el edificio, es esencial una buena aspirada que debe realizarse regularmente para remover polvo de las alfombras y tapicería de los muebles, así como pelo de las mascotas, cabello humano, fibras sueltas de la ropa y la tapicería, etc. La acumulación de estos materiales en grietas y rendijas, debajo de los objetos y en las esquinas, puede servir como sitio de reproducción. La tapicería de los muebles y otros ropajes del edificio deben mantenerse desempolvados mediante limpieza periódica. La ropa sucia por transpiración, etc., no debe ser guardada o revuelta con ropa limpia.

Los materiales susceptibles asociados con los infestados, por ejemplo otras piezas de ropa en el armario, también deben ser lavados en seco como se describe a continuación porque los huevos y las larvas son difíciles de detectar.

El lavado en seco o con agua caliente jabonosa seguido de un secado basándose en calor mata todos los estadíos. Esto puede ser utilizado tanto
para la ropa como para las alfombras, etc. La ropa de lavado en seco y las pieles deben ser atendidas profesionalmente. Si una alfombra de pared a pared está infestada y ésta se encuentra en el interior, probablemente será necesario quitarla para limpiarla y darle tratamiento. Ya sea que se trate de un tapete o una alfombra de pared a pared, se debe asegurar que el tratamiento, una vez que hayan sido lavados, se realice a la parte de atrás de la pieza con un plaguicida apropiado y que hayan secado por completo antes de ser vueltos a usar. Si están infestados muebles tapizados en tela, puede requerirse lavado en seco profesional, debido a que la larva puede estar alimentándose desde el interior de la tela o del relleno; la fumigación individual de la pieza o artículo puede ser una alternativa. Independientemente de lo anterior, es aconsejable que se haga una limpieza exhaustiva de todo mueble tapizado o alfombra sucia, antes de la aplicación de plaguicidas para reducir o prevenir la aparición de posibles manchas.

En el caso de materiales vegetales infestados como cereal, especias, hierbas, nueces, semillas, etc., generalmente es suficiente con removerlos y deshacerse de ellos, seguido por una limpieza local; aunque a veces se requiere un tratamiento de las grietas y rendijas del gabinete o el área de almacenamiento. La prevención consiste en la transferencia inmediata y almacenamiento en contenedores herméticos de vidrio. Para reducir o prevenir la invasión de polilla de las telas y/o escarabajo de las alfombras/derméstidos desde el exterior, deben removerse los nidos de aves o insectos, como avispas y avispones, tan pronto como los abandonen por el fin de la temporada. Es aconsejable remover los arbustos florecientes que atraen al escarabajo de las alfombras/derméstidos, especialmente Spirae spp y crespón, de alrededor de los cimientos.

4. Aplicación de un plaguicida debidamente etiquetado. El área física que rodea la infestación debe recibir un tratamiento minucioso en grietas y rendijas, y/o de aplicación localizada o generalizada en el área, después que los materiales infestados hayan sido removidos para su limpieza o puestos en el contenedor de basura.

5. Programa de monitoreo. Si es necesario, puede utilizarse un programa de monitoreo para verificar la efectividad de los esfuerzos de control y/o para indicar la presencia de nuevas infestaciones o las reinfestaciones que pudieran presentarse. Este programa de detección temprana hace posible mantener al mínimo el daño causado por insectos a telas y otros materiales. Si se tienen disponibles pueden colocarse estratégicamente algunas trampas de feromonas. De lo contrario, se pueden utilizar pequeñas trampas engomadas para el monitoreo de insectos.

En el caso del escarabajo de las alfombras/derméstidos reproduciéndose sobre insectos muertos en los huecos de muros exteriores, se puede taladrar estos huecos de las áreas infestadas o de hibernación y aplicarles algún polvo repelente de larga residualidad. Para insectos hibernantes se puede seguir este mismo tratamiento no antes de que se vayan en la primavera, sellando luego los huecos y todas las posibles entradas, a menos que sea adecuando colocar alguna malla. Para reducir la invasión del escarabajo de las alfombras/ derméstidos, inmediatamente después se debe aplicar un plaguicida debidamente etiquetado para este fin (formulaciones basándose en piretrinas o piretroides microencapsulados o en polvo mojable) a todas las superficies externas, exceptuando posiblemente el techo. Hay que asegurar que el tratamiento a base de plaguicida repelente, hecho a las superficies, se mantenga viable durante toda la estación cálida (10º C o más) de invasión del escarabajo de las alfombras/derméstido, especialmente durante el período de invasión verano/otoño de los insectos hibernantes. Para asegurar la máxima actividad es aconsejable establecer un calendario para una reaplicación de plaguicida un par de semanas antes de que emerjan los adultos hibernantes de este insecto y se presente la invasión. Es probable que este tratamiento de superficie se requiera durante varios años. La fumigación es muy costosa y por sí sola lo más que puede ofrecer es un alivio temporal al problema del escarabajo de las alfombras/derméstido. Por esto, a menos que inmediatamente después de la fumigación se realice y se mantenga un tratamiento repelente a las superficies, se presentarán nuevas infestaciones de escarabajos debido a la atracción de los insectos muertos en los muros.